HURONES EN NUESTRAS INSTALACIONES CON NUESTRA HIJA.

 

 

ALIMENTACIÓN: Es muy importante que la alimentación del hurón sea lo más equilibrada posible y que tenga el valor nutritivo necesario. La más adecuada es el pienso para hurones o en su defecto el pienso para "gatitos" bebés ( no utilizar los de gatos adultos). Como mínimo, el pienso, debe tener un 35% de proteínas y un 16% de grasa. Un cachorro hasta las 13 semanas puede tener dificultades en comer el pienso seco, motivo por el cual se recomienda mezclarlo con agua para que se ablande. Es vital que el hurón siempre tenga comida y agua a su disposición.

VACUNAS: Nuestros hurones han sido vacunados contra la enfermedad del moquillo antes de las 8 semanas y se debe volver a inocular otra dosis de ésta vacuna a los 3 meses de edad ( siempre con la cadencia de un mes entre ambas), debiéndose repetir otra vez al cabo de un año. También se han vacunado contra la rabia, normalmente antes de las 13 semanas,  y se deben revacunar  también cada año. ¡ Recuerde mostrar al veterinario el certificado, que le entregaremos, de vacunación para hurones!.

ESTERILIZACIÓN: Nuestros hurones han sido esterilizados para que sea todavía,  mejor animal de compañía. Para el macho, la castración, comporta una mayor tranquilidad y que no desprenda olor, ya que un hurón macho que no haya sido esterilizado marca su territorio cuando está en celo con la orina; siendo casi imposible tenerlo como animal de compañía. Una hembra que no haya sido esterilizada puede llegar a morir, al entrar en celo, como consecuencia de los desvaríos hormonales si no se aparea. Por dichos motivos la esterilización se hace necesaria. Para identificar a los ejemplares esterilizados se les ha tatuado un punto en la oreja izquierda.

¡ATENCIÓN!: En raras ocasiones una hembra, a pesar de haber sido esterilizada, puede entrar en celo. Si esto sucede tendrás que llevarla al veterinario para que le administre un tratamiento. 

También solemos disponer de animales sin operar. Ver en existencias.